Saltar al contenido

¿Cómo conservar el kéfir?

15 junio, 2018
Conservar kefir

Hace un tiempo nos preguntaron si el kéfir podía congelarse, y la gente suele preguntarlo por eso de que no dejan de ser seres vivos aunque estos sean de tamaño microscópico y uno se cuestiona si esto se hace ¿no morirían como cualquier otro organismo? ¡La realidad es que si! Lo único es que hay que vencer toda ignorancia que circula por la red que afirma que esto es posible.

¿Has leído qué el kéfir puede congelarse? ¡Olvídalo y lee esto!

La realidad es que no paramos de observar páginas web donde afirman que si puede congelarse por eso de que al descongelar y reactivarlo, parece realizar su función de fermentación como antes de ser congelados. Lo cierto es que esto es una realidad a medias porque los nódulos de kéfir son una reunión de muchas clases de bacterias que viven en simbiosis:

Sacharomyces kephir

Lactobacillus bulgaricus

Leuconostoc caucasiano

Lactobacillus brevis

Lactobacillus kefiri

Lactobacilluskefiranofaciens subsp. kefirgranum

Lactobacillus kefirgranum,

Lactobacillus parakefir

Saccharomyces lactis

Cándida Kéfir

Todos afirman que el kéfir procede del Cáucaso, pero el kéfir que consume la mayoría no tiene las cepas originarias del Cáucaso porque han sufrido la muerte por el uso indebido en base a toda la desinformación que circula por la red.

¿Está la mayoría consumiendo kéfir? La realidad es que no, al menos el originario.

Si, el kéfir puedes congelarlo, pero…

Es cierto que el kéfir puede congelarse, pero también es cierto que muchas cepas del kéfir mueren, el bacilo encargado de realizar la kefirina vive en un estado un tanto disfuncional, como si estuviera drogado, y por eso decimos que hay fermentación, trabaja pero no a su máximo potencial, las otras cepas beneficiosas por ejemplo, las que nos protegen de los ataques patógenos dejan de existir, aunque visualmente nos parezca que siguen fermentando una vez descongelado y así es, en realidad lo hacen las bacterias más estables, las que consiguen sobrevivir a la adversidad de la temperaturas.

Diferencias en el número de cepas después del congelado

Estas son las cepas que sobreviven después del Congelado

cepas kefir congelado

Estas son las cepas de un kéfir que nunca ha sido congelado

Cepas kéfir sin congelar

Entonces ¿cómo conservo el kéfir?

Entre 15 y 30º la temperatura idónea

El kéfir vive feliz cuando se encuentra a temperaturas de entre 15º y hasta 30º al superar ese rango de temperatura, muchas cepas pueden empezar a morir.

No lavar con agua de grifo

El kéfir tampoco puede lavarse con agua de grifo, y esto también lo vemos muy repetido en páginas web sobre kéfir. Si nos paramos a pensar, es casi lógico; imagina un pueblo de personas al que le rocían lluvia con un gas tóxico que mata su organismo, pues eso ocurre a la flora que vive en perfecto equilibrio simbiótico cuando rociamos con agua de grifo, ya que ésta, dependiendo de donde sea puede contener altas cantidades de cloro o cal, justamente sustancias que hacen matar a todos los microorganismos

Una alternativa, sería lavar con agua de manantial si tenemos uno cerca, o agua filtrada sabiendo que ésta en origen es pura, o agua mineral.

En el caso del kéfir de leche, si la fermentación ha sido superior a 48 horas y se necesita hacer una limpieza, realizarla con leche fresca 2 o 3 enjuagues y ésta puede ser reutilizada para cualquier otro menester relacionado con su consumo.

Olvídate del refrigerador, hay cepas que tampoco lo aguantan (temperaturas inferiores a 15º) aunque puedes hacerlo y seguir pensando de que estás tomando kéfir cuando lo que realmente estás haciendo es tomar kéfir a medias y con la mitad de los efectos beneficiosos que tienen estas bacterias en nuestro organismo.

Si tienes alguna duda sobre su conservación, escríbelo en los comentarios.

 

 

¿Cómo conservar el kéfir?
5 (100%) 1 vote